Sentir, reconocer, saber, resolver...

Tél. 93 217 32 39 - Aribau 152, 2n 2a - 08036 BARCELONA

-LOS HIJOS DIFICILES (EL SÍNDROME DEL EMPERADOR)-

                  Desgraciadamente, cada vez son mayores las consultas de padres con hijos difíciles, generalmente,  adolescentes varones, que acuden al profesional buscando esa solución, que ni  profesores, ni pediatras, ni ellos mismos encuentran para solventar el comportamiento tiránico de estos chicos.

            Dicho comportamiento: basado en la indisciplina,(no solo en las aulas, con repetición de curso, sanciones, falta de obediencia hacia los profesores, burla a compañeros más débiles..etc.), sino también dentro del hogar, (con los padres y hermanos, violencia física y verbal tanto hacia los progenitores, como hacia cualquier fuente de autoridad), aunque es posible detectarlo precozmente, se hace más patente al inicio de la adolescencia, donde, el cambio hormonal facilita conductas rebeldes. Sin embargo, este tipo de rebeldía es diferente a la propia de la edad, es más dañina, más perjudicial y más egoísta: sólo es posible la convivencia si se hace estrictamente lo que ellos manden en cada momento, sino, desatan su ira, siempre imprevisible, y se muestran extremadamente violentos.

 

            En este caso concreto, hablamos de chicos de clase media, que, a diferencia de jóvenes de zonas marginales, clientes habituales de juzgados de menores, “no deberían” actuar de este modo, ya que, en principio, disponen de recursos, y padres “adecuados”. Tampoco hablamos de enfermedades genéticas, familias desestructuradas, o de padres que no se preocupan de la educación de sus hijos, sino de aquellos casos, siempre sorprendentes, en los que uno de los hijos, no actúa adecuadamente, la convivencia con él resulta insoportable, extorsiona y agrede a los padres (principalmente a la madre), a través de insultos, humillaciones, descalificaciones, SOLO PARA OBTENER ALGÚN DE BENEFICIO  y no atiende a ningún tipo de explicación, ni  castigo, realmente hace lo que le apetece, se salta las normas cuando y como quiere, y extorsiona a quien tenga al lado, sólo por ser contrariado, vengándose, y castigando a quienes hayan osado incumplir su voluntad, sin  respetar vínculos emocionales, que por otro lado, le son difíciles de crear, aunque aparentemente se muestre como encantador, educado y muy correcto. Si el menor consigue tener el control de la situación su comportamiento puede estar más motivado por el hecho de disfrutar de dicho control y del dominio de la situación en sí. El inicio se da en el seno de las familia, y si logra éxito, intentará ampliar el círculo entre la sociedad que lo rodea.

 

            Este tipo de comportamiento, está clasificado como TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD si cumple al menos 3 de las siguientes características:

 

       incapacidad para cumplir con las leyes y normas de la sociedad

       engaño y manipulación

       impulsividad al actuar sin pensar en las consecuencias

       irritabilidad y agresividad

       despreocupación temeraria por la propia seguridad o la de los demás

       irresponsabilidad hacia las obligaciones

       falta de remordimientos o sentimientos de culpa hacia el maltrato a los demás

 

            La Personalidad Antisocial, es mucho más peligrosa, si va unida a la Psicopatía (los Psicópatas mantienen rasgos de Personalidad Antisocial, pero no al contrario).

 

            La solución a este tipo de problemas es muy difícil, se tiende a culpabilizar a los padres de los resultados de la educación de los hijos, sin tener en cuenta, que en ocasiones, hay mas hermanos, hijos de los mismos padres, y solo uno está aquejado de Síndrome del Emperador. En todo caso, la culpa de este comportamiento, puede compartirse juntamente con la sociedad que nos ha tocado vivir: altamente consumista,  permisiva y, sin límites claramente definidos del bien y del mal (conceptos, que por otro lado, se tachan de desfasados, pero básicos en la educación de los niños), individualismo y éxito a cualquier precio, además de UNA PREDISPOSICIÓN DE CARACTER, lo que explicaría el porqué dentro de la misma familia, y en las mismas condiciones educacionales, solo está afectado un miembro, teniendo los demás, comportamientos normales.

 

            Es necesario y urgente buscar soluciones  para este tipo de chicos, y sobretodo para los padres, que cuando acuden a consulta, ya llevan años bregando con una serie de conductas maltratadoras, es mas, algunos de ellos sienten miedo de sus hijos, por lo que son mas permisivos, creyendo que de este modo evitan la violencia, sin realmente conseguirlo.

 

           

     

91.011 views
  1. Hola Diana:

    No me aportas detalles importantes sobre la edad del niño, ya que esta es determinante en el momento de actuar.

    Te agradecería, si pudieses enviarme mas características sobre tu hijo, así podría comentarte.

    Saludos

  2. Hola Estefanía:

    Me falta elementos para valorar el caso, pero también puedo entender que el cambio comportamental del niño está relacionado con tu embarazo. Tal vez él no deseaba tener un hermano/a y te castiga por ello. Quizás querría continuar teniendo los privilegios de ser hijo único. Pero lo cierto es que está aprendiendo a manipularte, por lo que deberías intentar que su terapeuta comprenda la situación, para encauzar las conductas antes que se instauren de modo definitivo en su carácter.

    Saludos

  3. Hola Karen:

    Lo importante en tu hijo es que se ha hecho un diagnostico correcto. A partir de aquí, hay que esperar a que sea el terapeuta quien indique que como y cuando iniciar y determinar el tipo de terapia a ejercer. Ten claro que en esta terapia deberá coordinarse tanto familia como colegio con el terapeuta para ir todos a una. Se que en esta situación los días se hacen muy largos porque ya querrías ver resultados, pero no te precipites, es muy muy lento, porque la terapia en si, pasa por un cambio de actitud de alguien que no quiere ser cambiado y que opondrá la máxima resistencia para ello, por lo tanto, ten paciencia, mucha paciencia, muchisima, que el cambio, llegará.

    Saludos

  4. Hola Alicia:

    Por lo que comentas, es posible que tu hijo sienta celos y rabia de su hermana,o de su propia situación personal, y por eso le intente dañar cada vez que pueda, con los 2 mayores no se atreverá, porque los verá mayores. Sería adecuado que fuese visitado por un psicólogo lo mas pronto posible para encauzar todo este malestar.

    Saludos

  5. Hola Maria Roxana:

    Entiendo que el problema es tanto con el hijo como con la hija. Ambos creen que pueden maltratarte verbalmente, que en el fondo es otro tipo de maltrato emocional. Nadie, y menos una madre debería permitir ser maltratado, por lo que en tu caso, quizás es mejor poner distancia entre tu y ellos, evitando, durante una temporada, tener noticias suyas.

    Ojala lo consigas.

    Un saludo

  6. Hola Myli:

    Con los pocos detalles que me das, creo que es un caso claro de Síndrome del Emperador, pero con un trasfondo de diferentes criterios educativos que favorecen el que se consolide dicho Síndrome en el niño. Lo que está claro es que no debes permitir bajo ningún concepto la agresión ni física, ni moral.

    Animos

line
footer
© 2007 Grup7 Psicòlegs - contacto - aviso legal - accesibilidad -- web desarrollada por tresxnou usando WordPress adaptando un tema de Elegantthemes